10 razones para beber agua tibia con limón cada mañana


El limón tiene múltiples beneficios, conocidos desde hace siglos, para la salud. Pero principalmente, es antiviral, antibacterial y un estimulante inmunológico. Además ayuda de manera notable en la pérdida de peso al ser digestivo y depurativo en el proceso hepático. 
Las sustancias que incluye el zumo de limón, especialmente el ácido cítrico, el magnesio, la vitamina C, el calcio, los bioflavonoides, el limoneno y la pectina promueven la inmunidad y combaten la infección. Además de los 10 beneficios que detallaremos a continuación
Preparación
Utiliza agua filtrada, mineral o purificada; que esté tibia pero no hirviendo. Trata de evitar el agua fría o proveniente de la nevera, pues nuestro cuerpo tarda más en procesarla y necesita más energía. Utiliza limones frescos, y si te es posible que sean orgánicos, mejor. Exprime medio limón en un vaso y añádele el agua templada según te levantes, y en ayunas. 
El agua tibia y sus beneficios

1. Ayuda en el proceso digestivo: eliminando los desechos orgánicos, así como las toxinas acumuladas en el tracto digestivo. Alivia los síntomas de la indigestión, los ardores, la distensión abdominal y los eructos. Así, en enfermos de cáncer resulta indicado con el propósito de estimular los movimientos intestinales. 
2. Se trata de un poderoso diurético que limpia tu sistema. Aumentando la tasa de orina corporal arrastra los materiales no deseados, liberando toxinas de forma más rápida. Lo que contribuye a mantener en forma el tracto urinario.

3. El sistema inmunológico es estimulado. Gracias a la vitamina C combate de manera eficaz los resfriados, es un recurrente antiinflamatorio y un buen complemento a procesos asmáticos y otras dolencias de carácter respiratorio. Además, y en esta caso gracias al potasio, estimula la función nerviosa y el cerebro. Y por último, y gracias a las saponinas, y sus propiedades antimicrobacterianas, ayuda a mantener la gripe y los resfriados a raya y a eliminar la flema que el cuerpo produce durante estos procesos.

4. Nivela el pH de nuestro cuerpo. El limón contiene casi la misma cantida de ácido ascórbico como cítrico, de fácil metabolización corporal y de gran ayuda en el proceso alcalinizador de la sangre. Y es que los procesos febriles o de enfermedad únicamente se producen en el momento que el ph corporal es ácido. El agua con limón ayuda a eliminar la acidez corporal, incluído el ácido úrico ubicado en las articulaciones, principal causa de las inflamaciones y el dolor.

5. Limpia la piel. La vitamina C y sus potentes agentes antioxidantes, ayudan a mantener la piel firme y a proteger la piel de las temidas manchas causadas por los radicales libres. Además, la vitamina C contribuye a mantener sana nuestra piel, pues su naturaleza alcalina elimina determinados tipos de bacterias responsables del acné. Aplicado de forma directa sobre la superficie cutánea, también resulta de gran ayuda. El limón te cuida por dentro y por fuera.

6. Aporta energía y optimiza tu ánimo. Los alimentos poseen átomos y moléculas, las cuales producen energía. En el momento que los iones repletos de positivos entran en contacto con el sistema digestivo, interactúan con las enzimas rebosantes de negativos produciendo una reacción. O lo que es lo mismo, dándole a tu cuerpo la energía que necesita y más. Además, el propio aroma del limón posee cualidades energizantes y optimiza el estado de ánimo. ¡Huélelo!, mejorará tu ánimo, tu mente se despejará, reducirás la ansiedad y aminorarás la depresión. 

7. Favorece la curación de las heridas. Gracias al ácido ascórbico o vitamina C. Propiedad que además es esencial para el mantenimiento de la salud ósea, los cartílagos y el tejido conectivo. 

8. Refresca el aliento, además de aliviar los dolores dentales y aminorar la gengivitis. Pero ten en cuenta que el ácido cítrico erosiona el esmalte dental por lo que te recomendamos cepillarte los dientes previamente a su ingesta o esperar un tiempo razonable tras la misma. Un truco: utiliza pajita. 

9. Hidrata el sistema linfático reponiendo los fluidos perdidos por el cuerpo. Si tu cuerpo se encuentra en situación de deshidratación, los efectos secundarios no tarda ne llegar: cansancio, lentitud, estreñimiento, niveles de presión arterial alterados, insomnio, obstrucción mental, etc. 

10. Contribuye en la pérdida de peso corporal. Los limones son ricos en fibra pectina, la cual ayuda a la hora de poder renunciar a los antojos o las comidas desmedidas. Y es que las personas que mantienen una dieta alcalina, pierden peso de forma más rápida. 
¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tu Facebook!

Share