10 razones por las que practicar YOGA


El Yoga, como disciplina mental y física, busca una conexión mística entre nuestro cuerpo y nuestro espíritu. Conociendo los ritmos y necesidades naturales de nuestra complexión  y equilibrando los chakras.

Pero más allá del plano místico, los beneficios del Yoga son múltiples y variados, aportando beneficios tanto somáticos como psicosomáticos. También es ideal para personas que requieran mejoras respiratorias, tonificación o un ajuste de peso.
  1. Ayuda a mantener los huesos sanos: fortaleciéndolos, puede ayudar a prevenir la osteoporosis con movimientos de especial fortaleza; a pesar del sosiego rítmico.
  2. Contribuye a la mejora de la presión arterial; si este es tu problema el yoga se torna imprescindible pues mejora la circulación de  manera notable. Además, tras realizarlo, la sensación de bienestar mejora de igual modo.
  3. Mejora física: fortaleciendo los huesos, su práctica ayuda a prevenir artritis y dolores lumbares.
  4. Elimina el colesterol malo. Ayuda a reducir el LDL (colesterol malo) y el azúcar en sangre, y nivela el colesterol bueno (HDL).
  5. Flexibilidad. Se trata de uno de los beneficios más palpables desde el comienzo de una actividad rutinaria. Con práctica y constancia los resultados sorprenden.
  6. Disminuye el dolor: después de llevar a cabo cierta rutina, las articulaciones se sienten menos doloridas, así como la espalda y otras dolencias de carácter crónico.
  7. Protección inmunológica: el Yoga te protege frente a procesos víricos y bacteriológicos de afección leve. Se trata de una medicina holística, preventiva y sanadora.
  8. Mejora la respiración: con práctica y constancia se logran inhalaciones de mayor volumen, lo que contribuye a la calma corporal y a la mejora del sistema en general.
  9. Eleva los niveles de felicidad, reduciendo proporcionalmente los de estrés o depresión. La serotonina del cuerpo se multiplica, haciendo lo propio con la sensación de felicidad.
  10. Mantiene joven y fuerte la columna vertebral, mejorando el rendimiento de los discos, mediante la flexibilidad y la irrigación sanguínea.
Valora practicar esta disciplina, que cada vez cuenta con más adeptos en todo el mundo. ¿Quieres mejorar algo?



Bibliografía
– The Science of Yoga. Riesgos y beneficios de una disciplina oriental. William J. Broad.
Share