5 tips para comprar una pala de pádel (nivel principiante)


A la hora de adentrarnos en el mundo del pádel muchos de vosotros nos preguntáis acerca de las recomendaciones para comenzar a jugar, y en base a eso, las características de la pala de inicio. Por ello, hemos querido preguntar a nuestro profesor del Real Club de Tenis de San Sebastián y experto en la materia, Juan Luis de la Caba, quien con más de 25 años de experiencia en el sector, nos adentra en los imprescindibles a la hora de decantarnos por una u otra. Especialmente si estamos dando nuestros primeros golpes de pelota. 

Antes de todo, debes saber que al elegir una pala de pádel no has de fijarte únicamente en la marca, la estética o el precio, pues hay determinados factores de notable importancia como el peso, la forma, la dureza o el tamaño. 

Para de la Caba son 5 las características en las que debemos fijarnos de antemano: 


– Debe disponer de un grosor adecuado. Una empuñadura correcta que puede aproximarse a los 38″. Todo dependerá, claro está de la amplitud de la palma. Pero la medida mencionada puede ser, llamémosle un indicador standard. 


– En segundo lugar deberíamos fijarnos en su forma. Nuestro profesor se decanta por las de tipo ‘over size redonda’. Poseen una superficie de impacto mayor, por lo que facilita la continuidad y el control en el juego. Su peso se distribuye en el centro, permitiendo que cada jugador haga un control mejor sobre el golpe y dejando en un segundo plano la potencia del impacto. 

Si anteriormente no has realizado deporte de raqueta alguno, es probable que en los inicios sufras algún tipo de lesión en el brazo, ya que tu musculatura no está acostumbrada a desplazar objetos cuyo peso se haya notablemente desplazado respecto al eje del cuerpo. Es por ello que las palas de tipo redondeado son ideales para los principiantes ya que su peso se sitúa más próximo a nuestro cuerpo, facilitando la adaptación de nuestros músculos a los diferentes impactos. 


– Peso adecuado. En torno a los 370 gramos de modo standard. Pero es mejor determinarlo en base a la edad y el sexo del jugador.


     + Para el sexo femenino de la Caba aconseja palas que no superen los 360 gramos de peso. 
     + Para los varones se decanta por un peso algo mayor siempre en base a una estructura corporal mayor. Por ello, el peso puede oscilar entre los 360 y los 370 gramos. 
      + Respecto a los niños de entre 5 y 10 años el peso lo podríamos encajar entre los 280 y los 340 gramos. 

Puedes regirte mediante tu altura y determinar el peso de la pala entre 5 gr. por debajo o por encima de la misma. Por ejemplo: si tu altura es de 1.80 cm puedes moverte entre unos varemos de entre 370 gr. y 385 gr. Como hemos indicado, tu complexión física, nivel y manera de juego determinarán que te decantes por utilizar una de más o menos peso. 


– Una pala sin bordes o diseños revolucionarios. Fíjate en la superficie de impacto y en la empuñadura. Son las partes más importantes y en las que deberemos fijarnos. Decántate por palas duras, las cuales al disponer de una mayor dureza permiten una salida y una velocidad de impacto menor, lo que implica un control mayor sobre el golpe.  


– Un balance equilibrado. Al habernos decantado por un tipo de pala redonda, hemos optado por un punto dulce amplio que perdona errores con mayor facilidad y, que por lo general, están mayormente equilibradas, mejorando el control y la potencia media. 

¿Sabes que en nuestro Club disponemos de palas TEST para que realices tus propias mediciones en la pista? 


Share