5 tips para reducir cintura (ellas)


La línea cadera – cintura es, sin lugar a dudas, una de las partes más atractivas del cuerpo femenino. A ojos de los demás y ante los ojos de las propias mujeres. Los vaqueros, las faldas, los leggins… todos ellos requieren mantener el cuerpo en forma y a veces, desgraciadamente, perder algunos kilos. Y no sólo se trata de un aspecto físico, mantenerse en forma es una manera idónea de mantener nuestra salud en orden . 

Lo primero de todo, lo que debes saber, es que no existe una pócima mágica que sirva de manera milagrosa para todas las mujeres. Cada una de ellas posee unas características específicas en cuanto a constitución o metabolismo, y ¿esto qué quiere decir? pues que hay mujeres que alcanzarán sus objetivos más rápidamente, y en cambio otras, necesitarán un esfuerzo adicional y algo más de tiempo. Lo que todas necesitarán es fuerza de voluntad y constancia. Pero sin lugar a dudas, vale la pena. 


1. Ejercicio físico.

Complementa el ejercicio al aire libre o en casa con ejercicios dirigidos en tu gimnasio de confianza. Desplázate en bicicleta, elige largos paseos por tu ciudad, etc. Además, déjate aconsejar por los profesionales que trabajan en tu gimnasio. En los gimnasios del Real Club de Tenis de San Sebastián nuestros profesores marcan determinados ejercicios, generalmente de tipo cardiovascular, en base a las necesidades y objetivos de la solicitante. Un poco de esfuerzo y energía y los resultados no tardan en llegar. 

2. Tips alimenticios. 

Acuérdate de nuestros posts de zumos para adelgazar y comienza el día con alguno de ellos. Combina limones, piña, gengibre, frutos rojos… 

Media hora después de ingerir el jugo, desayuna adecuadamente: tostadas integrales, avena, yogures 0% con frutas… ¡Recuerda que el desayuno es indispensable! Come 5 – 6 veces al día, pero nunca en grandes cantidades, ni de manera grasa. 

Elimina las carnes magras, los productos procesados, los lácteos, los dulces, y opta por recetas que incluyan vegetales, productos con Omega 3 y fibra. Las infusiones también pueden convertirse en unas buenas aliadas: elige las que incluyan extracto de jengibre, té verde, diente de león, aloe vera…

3. Evita el sedentarismo.

 La grasa se acumula en caderas y cintura porque se produce cierta permisividad física para que ello suceda: evita la pasividad y el sedentarismo. Reduce el tiempo que pasas sentada viendo la tv o en el ordenador. Trata de moverte constantemente. 

4. Mantén a raya la hidratación.
Lo ideal es que bebas, por lo menos, 2 litros de agua al día, cantidad que incluye la ingesta de zumos naturales. Por ello, nunca olvides llevar en el bolso una botellita de agua para ir bebiendo sorbos de vez en cuando. 

5. Constancia, constancia y constancia. 

Y es que para bajar de peso no hay otra. Cambiar la dieta y obligarse a practicar ejercicio, en determinadas ocasiones, se torna complicado, por decirlo respetuosamente. Por ello, una buena forma de lograrlo es implicando a alguien más en tus propósitos. Como un grupo de amigas o familiares. Además ameniza tus actividades: sal a andar, asiste a charlas de nutrición, asiste a las actividades de tu gimnasio, celebra reuniones con amigas en restaurantes dietéticos, vegetarianos… ¡Échale imaginación, y mantén tu motivación al 100%!
¿Quieres enterarte antes que nadie de nuevos posts?¡Síguenos en Twitter!
Share