Batidos de proteínas… ¿cuándo?


A todos los que nos gusta el deporte nos han surgido dudas a la hora de elegir los complementos alimenticios con objeto de mejorar nuestros resultados físicos. Y entre conocidos y profesionales hemos ido tomando determinados suplementos con mayor o menor acierto. Esa es la realidad. Pero hoy, en el blog del RCTSS vamos con un post y unas pautas para entender qué son los batidos de proteínas y cuándo tomarlos. 
Recuerda que los batidos de proteínas no son nada ilegal y se venden en comercios especializados; las precauciones que hemos de tomar con ellos son las mismas que cuando ingerimos pechugas de pollo o filetes de pavo. Con ello no queremos decir que recomendemos tomar suplementos alimenticios, pero advertimos que no son sustitutivos a la comida, sino una ayuda extra para el deportista en la búsqueda de macronutrientes, complemento difícil de encontrar en la ingesta tradicional.

Y aunque muchos os mostráis reacios a tomar dichos suplementos, bajo el pretexto de que pueden ser perjudiciales para la salud, lo son, sí, se toman en exceso. Al igual que si únicamente se come pollo o leche. Pero recordad: no hacen milagros. Ello es,que no vas a crecer más si no entrenas adecuadamente y no controlas tu alimentación. 

Pero, ¿cómo ayudan?

Diversos estudios aseguran que la medida idónea son 2gr de proteína por cada kg de musculatura corporal, a pesar de que se habla del peso total puesto que no se asimila la totalidad de lo que se ingiere y por lo general no sabemos con exactitud la cantidad de músculo que tenemos. Los batidos ayudan, puesto que si nuestro objetivo es aumentar la ingesta proteica, lo indicado es no abusar únicamente del pollo y el pavo. 
Te ponemos un ejemplo. Si una hora antes de entrenar tienes la posibilidad de comerte un rico pescado como una merluza a la plancha, ese lapso de tiempo no es el idóneo, pues en el mismo el cuerpo no tiene el tiempo suficiente para asimilar la proteína y encontrarla disponible en el momento del entrenamiento. Entonces, la solución son los batidos de proteína. 

¿Cuántos carbohidratos?

Aquellos deportistas que deseen perder grasa han de ingerir este tipo de batidos con la cantidad mínima de hidratos de carbono, y optar por los de menor aporte. A pesar de que estos hidratos son usados para aportar sabor y una asimilación corporal más rápida. 
También los hay con aporte extra de carbohidratos, cuya función, en etapas de crecimiento es muscular, es mantener el peso de los mismos, manteniendo los necesarios niveles de glucógeno. 
¿Cuándo?

Tras las horas de sueño nocturno, el cuerpo se encuentra en estado de necesidad, por lo que el músculo ha comenzado a catabolizar, pues los niveles de glucógeno hepáticos han bajado de forma considerable. Así, y si nada más levantarnos nos tomamos un batido con alto contenido en fructosa terminamos el proceso catabólico recuperando los niveles de glucógeno y proteicos. Tras su ingesta no tomes nada en 30 minutos y así irán directos al músculo.  
¿Y antes de entrenar?

Se trata de un buen momento, si el aporte de hidratos de dicho batido es doble y digestión lenta; y junto a una pieza de fruta, pues la fructosa no dispara la liberación insulínica que entorpecería el uso de la grasa como activador energético.
Su ingesta en el momento previo a el entreno no es indispensable, pero es recomendable para personas que vayan a realizar actividades de potencia o fuerza, en fases de crecimiento muscular o altos niveles de cardio. Pudiendo prescindir de él y comiendo únicamente fruta y llevando el estómago ligero al momento de la actividad física. 

Entonces… ¿cuándo es el momento idóneo?

Una vez finalizado el entrenamiento y con el músculo agotado, es el momento perfecto para nutrir al mismo de proteína, recuperando los niveles de glucógeno. Por tanto, nada más acabar ingerimos una bebida energética o por ejemplo, un plátano, y acto seguido el batido de proteínas. 

Opta por los batidos de suero de leche, los cuales aíslan la proteína y son de fácil absorción y asimilación. A pesar de que hay estudios que optan por mezclar un batido mitad de suero y mitad de caseína, de asimilación más lenta. Pregunta a tu entrenador y prueba. 
¿Y la caseína para cuándo?

Como hablábamos en líneas anteriores, en el momento del sueño, el cuerpo no recibe los nutrientes necesarios, por lo que tira de la grasa y el músculo en su búsqueda. Y aunque la pérdida de músculo no es notable en alto nivel competitivo o entre quienes tienen objetivos bien definidos, se trata de un buen momento para tomar un batido con base de caseína y pocos carbohidratos. 
Share