Beneficios fisiológicos del deporte


Como sabes, el deporte tiene infinidad de beneficios, y tan sólo nos pide unos minutos al día para materializarlos. Siendo algo natural, y de manera simple, barato en la relación precio – salud, la ecuación siempre da resultado positivo. Por más que hayas terminado con determinada práctica deportiva o las temporadas de entrenamiento acaben, inténtalo con otros deportes. ¡Seguro que engancha!

8 beneficios fisiológicos de la actividad física: 

– El ejercicio estimula los neurotransmisores – dopamina, serotonina y noradrenalina – en nuestro cerebro. Dichas sustancias químicas están encadenadas al almacenamiento y recuperación de la memoria; quien lo ejerce aprende y retiene mejor la información.


– Optimiza la irrigación del tejido cardiovascular así como la presión arterial. Con ello, se reduce el riesgo de sufrir los temidos ataques al corazón. Evita la acumulación de colesterol en los vasos sanguíneos ayudando a elevar los niveles de colesterol bueno y reduciendo los del malo. 


– Nos protege ante las consecuencias del impacto de los radiclaes libres, responsables del envejecimiento celular. 

Descansamos mejor durante las horas de sueño por lo que los estados de alerta matutinos son mucho mejores. 

– Previene y disminuye la celulitis, así como la quema de carbohidratos y grasa

– Al aumentar la masa muscular la capacidad de quema calórica es mayor. En estados sedentarios se produce una pérdida de masa corporal donde el exceso de grasa se acumula en nuestro cuerpo. 

Nivela nuestros grados de azúcar, y con ello los de insulina. Por ello ayuda a combatir determinadas enfermedades como la diabetes.

– El deporte regula de manera notable nuestra respiración, haciéndola más eficiente. 

Previene la osteoporosis al aumentar la densidad mineral ósea. 


Share