Ir a por el pan no es hacer ejercicio

Haz la prueba y pregúntaselo a las personas de tu entorno: ¿llevas una vida sana?. Observarás que más del 90% así lo considera, aunque los estudios sociológicos nos indiquen que tan sólo el 20% realiza ejercicio y un 10% más come de modo equilibrado. Un dato: los vascos, junto con los navarros y los murcianos somos el grupo de población que afirma llevar una vida más que saludable, mientras que los canarios y los andaluces, reconocen con mayor facilidad la evidencia. 

Y es que un sujeto activo es aquel que realiza al menos 30 minutos de ejercicio físico al día, y aunque sea el tiempo estimado por los expertos, el sentido común también lo estima oportuno. Sin embargo, como os afirmábamos, tan sólo son dos de cada diez personas quienes lo cumplen. Según un estudio realizado por Abbott (‘Salud y vitalidad en la edad adulta en España’), más del 50% de los entrevistados afirman realizar tareas deportivas a diario, algo que los medidores sociales indican que no es verdad ya que ir caminando a comprar el pan no es hacer ejercicio físico aunque haya personas que así lo consideren. Además, cada individuo, de manera específica, necesita deportes adaptados a su edad y a su condición física, como asegura nuestro personal trainer Xabi Aranzadi

Considerando que cerca del 90% de los ciudadanos estima superar las barreras de los baremos de la vida saludable, tan sólo 3 de cada 10 están en lo cierto respecto a la alimentación. Y es que aunque por estos lares nos proveemos de una más que buena cultura gastronómica, hay demasiada gente que continúa desayunando poco y mal o cenando mucho y no de forma apropiada. Comer una ensalada es sano. Sin duda. Pero no lo es si le añadimos bacon frito o aderezos industriales. 

Según la revista anteriormente mencionada, son las mujeres quienes porcentualmente muestran una mayor preocupación por la salud y más pendientes están por llevar unos hábitos de vida más saludables respecto al sexo contrario. Y es que la tradición de la coquetería se impone en un terreno novedoso para el género masculino. Aunque la tendencia avanza hacia la igualdad. 

Un 11,5% de hombre admite no haber adoptado medida alguna para retardar los signos del envejecimiento, frente al 8% de las féminas. Además, y según el estudio, son ellas quienes poseen mayor información sobre las diferentes enfermedades relacionadas con la salud muscular y ósea respecto a los hombres. 

Así, los expertos señalan la importancia de una correcta ‘educación’ respecto a la actividad física desde edades tempranas. Y es que como los diferentes estudios indican, cada vez son más los niños que padecen obesidad, y lo que antes se trataba de una excepcionalidad, ahora se ha tornado algo corriente. Enfermedades como la diabetes que porcentualmente repuntan en personas mayores de 70, comenzarán a darse en jóvenes de 35 si la tendencia no revierte. Por ello llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico es más importante de lo que creemos. Si invertimos en salud ahora, nuestro futuro va a ser mucho mejor. El nuestro y el de nuestra sociedad. 

Share