Hacer deporte mejora el rendimiento académico

Aquella frase de «mens sana in corpore sano» nunca fue más acertada. Y refiriéndose a  niños aún más. Y es que hacer ejercicio activa la mente, en el sentido de que la desarrolla y la acrecienta.

Varias de las capacidades cognitivas elementales para el  progreso intelectual, como la capacidad de organización o planificación, la memoria o el enfoque, mejoran en los chicos y chicas que hacen deporte. Y no lo decimos nosotros, lo dice el programa de estudio EDUFIT, a través de la revista ‘Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports‘ en base a una investigación llevada a cabo con estudiantes y son rotundos: las aptitudes cognitivas de los alumnos crecen al pasar de 2 a 4 horas de de educación física de alto grado.

La ciencia viene a corroborar lo que muchos intuíamos; los niños y jóvenes que emplean tiempo en actividades al aire libre, hacer deporte o ejercitarse, vuelven a casa más despejados, tienen una capacidad de concentración mayor, y su buen humor es directamente proporcional a estas acentuaciones.
Parece que el ejercicio físico no sólo regenera el cableado cerebral impulsando la segregación de determinadas sustancias responsables del factor neurotrófico, sino que a su vez, y de manera fisiológica, las personas con mayor condición física, tienden a poseer un mayor tamaño de su hipocampo, lugar donde se atesora la memoria y el aprendizaje.

¿Valoráis el deporte en vuestra familia? ¿Dais ejemplo a vuestros hijos?
Share